En este caso, se trata de resolver la transferencia entre camas y baño de una vivienda unifamiliar donde residen niños con movilidad reducida.

El baño de la planta alta se encuentra en las zonas comunes, y hay que atravesar otra habitación para llegar a la habitación de los niños donde se quiere conectar las camas con la bañera para facilitar el acceso a la higiene diaria.

En este caso se opta por abrir una nueva puerta de acceso al baño (de dimensiones amplias) para evitar tener que salir a las zonas comunes para acceder por la puerta existente.

El recorrido de la grúa es algo sinuoso, pero es la forma más directa de poder conectar las camas con la bañera hidromasaje, que la familia usa para relajar a los niños.

El resultado es una herramienta de apoyo que hace que la ducha en el día a día sea más cómoda y segura para la familia.

ANTES
DESPUÉS
ANTES
DESPUÉS