Nos llama un usuario en silla de ruedas con peso elevado porque haciendo las transferencias desde la silla de ruedas autopropulsable al inodoro o la silla de ducha se ha dañado la muñeca y ahora le cuesta muchísimo trabajo hacer las transferencias por su cuenta y requiere ayuda continua.

 En este baño nos encontramos con los condicionantes de varios elementos a los que el usuario quiere acceder de forma autónoma. Tiene movilidad en la parte superior del tronco, por lo que tiene suficiente autonomía para hacer su higiene personal.

 La solución que implantemos debe ser capaz de permitirle el acceso a la ducha, al inodoro, al lavabo y a una camilla que usa para fisioterapia. Aquí tenemos el handicap de que inodoro y ducha están separados por un murete de ladrillo (sin embargo, por suerte, esta división no llega hasta el techo).

 Bajo estas circunstancias proponemos la instalación de una grúa en H que le permita transferirse de forma autónoma a todos estos elementos que no siguen un patrón o una línea en las que se pudieran unir con un raíl recto. De este modo, puede hacer uso del espacio al completo, sin tener que limitarse a un único recorrido, sino que puede moverse en todo el ámbito del baño.

 Además le proporcionamos un arnés de uso autónomo para que él mismo pueda colocárselo y hacer las transferencias que requiera sin ayuda, y domotizamos la grúa para que pueda retirarla de forma inalámbrica una vez que ha hecho la transferencia para permitirle el uso de cualquiera de los elementos de una forma más cómoda.

 Con esta solución no requiere esfuerzo para hacer las transferencias y así pudo volver a recuperar la autonomía que tenía anteriormente.